4C9A1989

Escoda (91) y Lobo (87), los jugadores más longevos del torneo

Published On 13/07/2017 | NOTICIAS

Tres partidos de tenis a la semana y no fumar son algunos de los trucos para mantener un estado de forma envidiable, según Antonio Escoda y Manolo Lobo, los jugadores con más experiencia del torneo. Ambos son miembros del RC Polo y compiten en la categoría de más de 85 años.

Para Escoda, de 91 años, lo más importante para seguir practicando tenis a su edad es tener “mucha voluntad” y unas condiciones físicas “privilegiadas”. “El tenis es un deporte que tiene un cierto riesgo, en el que te puedes caer y hacer daño; no es muy recomendable a nuestra edad pero nos encanta“, señala el deportista.

Su rival de ayer, su amigo Lobo, de 87 años, explica que cada vez que son capaces de reunir a cuatro jugadores de su edad, montan un partido amistoso de dobles. “Yo prefiero jugar individuales pero es difícil encontrar a gente de nuestra edad”, dice. “Yo con niños de setenta años no juego“, añade riendo.

A pesar de que aseguran que no se cuidan “nada”, tienen unas rutinas muy saludables. Escoda, que nunca ha fumado tabaco, dice que come un poco de todo dentro de la normalidad. Su médico le recomendó tomar únicamente una copa de vino al mediodía, pero él reconoce que “una cervecita siempre puede caer”.

En cambio, Lobo nunca ha probado el alcohol y dejó de fumar en la década de los ochenta. “No hago ningún sacrificio para estar en forma”, subraya.

La pasión por el tenis y las ganas de seguir practicando este deporte hacen que estos “viejos amigos” sigan dando de qué hablar edición tras edición en el ITF Barcelona Seniors Championship.